Programa de Aplicación de los Principios Generales para los Mercados de Remesas de Latinoamérica y el Caribe

Objetivos y Componentes del Proyecto

El flujo de remesas internacionales a las economías de América Latina y el Caribe fue cercano a 61 mil millones de dólares en 2011. Asimismo, se reconoce que en varios países de la región las remesas constituyen la fuente más importante de generación de divisas, por encima de las exportaciones de mercancías, de la inversión extranjera directa y de otros flujos de capital privado. Por otra parte, en las economías más pequeñas y en las de menores ingresos, las remesas han alcanzado niveles muy significativos con relación al PIB.

Por lo anterior, es importante fortalecer las entradas de recursos por remesas, así como reducir los costos de los correspondientes envíos. Para ello se requiere encontrar mecanismos que mejoren los servicios de envío de dinero de los emigrantes que trabajan en el exterior a sus familiares en los países de origen, y que establezcan un marco institucional y regulatorio que fortalezca la competencia y la transparencia en ese mercado, así como la disponibilidad de información, tanto del remitente de los recursos como del receptor. Todo ello contribuirá a abaratar los costos de esas transacciones.

En este contexto, denominados los "Principios Generales para la Provisión de Servicios de Remesas Internacionales". Cubren, entre otros aspectos, los relacionados con sistemas de pago y su aplicación contribuye a abaratar el costo de los envíos de remesas y a lograr que ese mercado sea más transparente, eficiente, accesible y competitivo.

Justificación del Proyecto

El FOMIN aprobó en 2007 el proyecto "Aplicación de los Principios Generales para los Mercados de Remesas de américa Latina y el Caribe" (RG-M1083), en virtud de que contribuirá a que América Latina y el Caribe sea la primera región en que se cumplan los Principios Generales para la Provisión de Servicios de Remesas Internacionales.

El proyecto es altamente innovador, por lo que constituye un modelo para otros bancos de desarrollo regional. Además, contribuye a contar con un acervo documental a nivel de país sobre los aspectos sustanciales de la implementación de los Principios Generales. Por otra parte, el Programa permite unificar los diferentes esfuerzos que se están realizando en materia de remesas y sistemas de pago bajo un sólo techo. La agencia ejecutora del proyecto es el CEMLA, que instrumenta el proyecto con el apoyo financiero del FOMIN.

El presente proyecto tendrá como espacio institucional de referencia el Foro del Hemisferio Occidental (FHO), iniciativa dentro de la cual se han evaluado los sistemas de pago de la gran mayoría de los países de la región, dando paso a proyectos nacionales para su modernización. El Foro, cuya secretaría técnica está a cargo del CEMLA, ha logrado una estrecha coordinación entre las instituciones participantes, que incluyen al Banco Mundial y al Banco de Pagos Internacionales como parte del equipo central, y permitirá una convergencia institucional con el Programa de Medición de Remesas que dotará de integralidad al tratamiento de las remesas en la consideración de los bancos centrales.

Objetivos del Proyecto

El objetivo del Proyecto es contribuir al aumento de la percepción neta de remesas en la región, reduciendo los costos de los envíos al fomentar una mayor transparencia, eficiencia, accesibilidad, competencia y seguridad en dicho mercado.

El propósito es apoyar a la banca central y a las demás autoridades competentes a instrumentar los Principios Generales para la Provisión de Servicios de Remesas Internacionales. Para ello, el proyecto se organiza en tres componentes:

Componente 1: Fortalecimiento de Información del Mercado de Remesas

El objetivo de este componente es recopilar información sobre los mercados de remesas nacionales con el propósito de evaluar el grado de cumplimiento de los Principios Generales. Una de las principales actividades de este componente son las misiones-país para evaluar el funcionamiento del mercado de remesas, con base en los Principios Generales. En las misiones se llevan a cabo reuniones con los actores principales del mercado de remesas de cada país, incluídos reguladores, bancos y proveedores de servicios de remesas no bancarios.

Las misiones permiten recomendar a las autoridades acciones tendientes a lograr un mayor grado de cumplimiento de los Principios Generales.

 

Componente 2: Transferencia de Conocimientos y Sensibilización

El objetivo de este componente es concientizar a las autoridades de la necesidad de introducir mejoras en función de los resultados y las recomendaciones del trabajo de las misiones. Las actividades principales de este componente son:

  1. publicación de documentos país y regionales;
  2. realización de seminarios regionales; y
  3. organización de eventos de sensibilización dirigidos a stakeholders locales.

Como producto de cada misión se elabora un informe confidencial reservado para las autoridades de cada país que incluye recomendaciones. Adicionalmente, después de cada misión se editan documentos públicos en el país, descriptivos del mercado de remesas y analíticos en cuanto a la evaluación de la aplicación de Principios Generales. También se realizán seminarios regionales en los que participan representantes de los bancos centrales que permitan difundir los avances y lecciones aprendidas en el proyecto. Finalmente, para crear un ambiente propicio que favorezca la implantación de las recomendaciones de las misiones, se realizán eventos de sensibilización de los sectores de opinión involucrados en el mercado de remesas.

Componente 3: Asistencia Técnica y Difusión de las Lecciones Aprendidas

El objetivo de este componente es implementar las recomendaciones surgidas de las Misiones País referentes a los Principios Generales y difundir las lecciones aprendidas en el proceso. Las actividades principales de este componente son:

i) asistencia técnica y apoyo a la infraestructura del sistemas de pago para la implementación de las recomendaciones surgidas de las Misiones País;

ii) difusión de resultados; y

iii) participación de la agencia ejecutora en eventos técnicos específicos relacionados con el proyecto.

A partir de las recomendaciones que surgen de las Misiones País, en coordinación con los bancos centrales que así lo solicitan, se elabora un Plan de Implantación que determina las necesidades específicas de asistencia técnica y de tecnología informática en cada caso. Dicho plan incluye el cronograma de asistencia técnica en los distintos temas relacionados con las recomendaciones de las misiones, considerando necesidades de tecnología que mejoren la interoperabilidad de los sistemas de pago. El programa cuenta con recursos para la implementación de estas actividades, y se puede apoyar a los países a encontrar asistencia bilateral adicional de donantes como el BID y el Banco Mundial.

A fin de difundir los resultados y lecciones aprendidas en el desarrollo del proyecto, se realiza un seminario regional anual para los bancos centrales participantes en el proyecto. Asimismo, la Agencia Ejecutora participa en eventos internacionales para comunicar los resultados del proyecto que permitan generar instancias de cooperación con otras regiones.