Programa de Aplicación de los Principios Generales para los Mercados de Remesas de América Latina y el Caribe

 

Las remesas que recibe la región latinoamericana y del Caribe constituyen una importante fuente de recursos para estos países. Dichos ingresos han mejorado los niveles de vida de millones de familias, al permitirles incrementar su gasto en bienes de consumo, educación, salud y vivienda, así como su inversión en pequeños negocios. Por tanto, es importante fortalecer la entrada de recursos por remesas, así como reducir los costos de esos envíos. Para ello, se requiere encontrar mecanismos que mejoren los distintos aspectos de los servicios de envío de dinero de los emigrantes que trabajan en el exterior a sus familiares en sus países de origen.

Con ese propósito, en 2007, el CEMLA y el Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo (FOMIN), con el apoyo técnico del Banco Mundial, iniciaron un programa orientado a asistir a los bancos centrales y demás autoridades competentes de los países de la región, en la instrumentación de los "Principios Generales para la Provisión de Servicios de Remesas Internacionales", cuya elaboración fue coordinada por el Banco Mundial y el Banco de Pagos Internacionales, y que constituyen el marco de referencia que se recomienda a los países receptores de esos recursos para mejorar la eficiencia de los servicios de envío de dinero del exterior.